Te recomendamos las siguientes empresas

Inicio » Blog » Cómo elegir tu alianza de boda

Cómo elegir tu alianza de boda

Publicado el 28 de Octubre del 2014 | 4646 lecturas | alianzas de boda, oro amarillo, oro blanco, oro rosa, diamantes, plata, platino

 

A la hora de elegir las alianzas os encontraréis en un mundo, que año a año, va ascendiendo en calidad, modelaje, materiales y colores.

Ya no es obligatorio que los novios lleven el mismo modelo de alianza. Con el amplio modelaje del que se dipone, la elección de cada uno será más sobre sus gustos que sobre la tradición.

El mismo modelo se puede encontrar en diferentes combinaciones de colores, si a uno le gusta más el oro amarillo, podrá elegir la pieza con predominio del amarillo, mientras que si al otro le gusta más el color blanco, podrá elegir la misma pieza con predominio del blanco.

Para ella se puede elegir con piedras y para él lisa… lo importante es tener una pieza que se identifique con cada uno. 

Cosa importante: Las alianzas también se realizan en diferentes anchos. Elegir el que mejor se adapte a vuestro físico. La misma pieza puede estar desde 3mm. hasta 7mm. de ancho. Normalmente el chico tiene unos dedos más anchos y lo que a la chica le puede quedar bien al chico no tanto y vicebersa.

 

Alianzas

 

Empecemos.

Las alianzas normalmente suelen ser de oro de ley. Oro de ley significa que es oro de 18 kts. 750 mls. El oro puro es el de 24 kts., pero al ser un material demasiado blando para trabajar con él, se ha de mezclar con otros materiales para darle dureza y poder moldearlo. Estos materiales suelen ser el cobre, paladio y plata. Desconfiar de quién os diga que alguna pieza es de oro de 24 kts., de oro puro, sólo están los lingotes.

Ahora se está poniendo de moda piezas de oro de menor kilataje. A continuación os ponemos la relación del porcentaje que lleva la pieza dependiendo de su kilataje. Esto significa que la pieza lleva menos oro puro y más de otros materiales (explicado más abajo) y esto hace que las piezas sean más económicas.

24 kts. oro al 100%            999 mls.
22 kts. oro al 91,7%           917 mls.
18 kts. oro al 75%              750 mls.
14 kts. oro al 58,3%           583 mls.
12 kts. oro al 50%              500 mls.
10 Kts. oro al 41,7%           417 mls.
  9 kts. oro al 37,5%           375 mls.

Otro de los problemas que nos encontramos es elegir los colores… Antes de nada, deciros que el oro es amarillo. Ni es blanco, ni es cobrizo, ni colores parecidos.

Para que el oro pueda coger las tonalidades más blancas o más cobrizas, se ha de mezclar con otros materiales, como son la plata, paladio y el cobre. A continuación os mostramos los porcentajes para las piezas de Oro de 18 kts.

Principales aleaciones y color resultante (Para 1000 gramos)

Oro Amarillo: Oro (750gr.) + Plata (125gr.) + Cobre (125gr.) Oro Rosa: Oro (750gr.) + Plata (50gr.) + Cobre (200gr.) Oro Blanco: Oro (750gr.) + Paladio (entre 100gr. a 160gr.) + Plata (el resto)

 

Oro Amarillo

Es el color del oro, su color original. Recordarás tu medalla de la comunión, la alianza o sortija de tu madre, el sello de tu padre y un largo etc. de recuerdos que están representados por alguna pieza de oro.

Esas piezas, que todavía hoy en día las vuelves a ver y están como el primer día. El oro amarillo es un material que necesita poco mantenimiento.

amarillo

Consejo: Una forma sencilla y barata para limpiar el oro es con un cepillo de dientes usado, que las cerdas ya están flexibles y no pueden rallar la pieza, un limpiador antigrasas, como el que se utiliza para fregar los platos y agua. Se frota bien por todas las partes y se enjuaga. A continuación es recomendable secarlo con un secador y después pasarle una balleta suave para sacarle todo el brillo. Tener cuidado si la pieza tiene garras, porque se pueden engachar, con lo que la garra se abre y puede caer la piedra.

 

Oro Blanco

Es uno de los colores más elegidos en joyería. Tanto para las alianzas como para las sortijas, pendientes, etc. ya que es un color, que hace destacar como ninguno a las piedras, sobre todo a los diamantes.

Como ya vimos anteriormente, para conseguir el oro blanco se mezcla con paladio y plata. El resultado de esta mezcla, es un oro amarillo-blanquecino.

 

 

 Blanco

 

 

A simple vista, bastante feo. Estas piezas para tener el acabado final tan bonito, una vez finalizada la pieza, se pule, para quitarle todos los restos y arañazos y se les da un baño de Rodio. Esto es lo que hace que sea tan bonito el oro blanco.

El baño de rodio también se le da a las piezas de plata, para que tengan gran similitud con el oro blanco.

Con el tiempo y el uso de la pieza, este baño se marchará y volverá a su estado original… ¡no os preocupéis!. Podéis llevarlo a vuestra joyería de confianza para que vuelvan a pulir la pieza y darle el baño de rodio. Es un proceso sencillo, barato y que devolverá el esplendor a vuestra pieza.

 

Esto mismo es aplicable a todas las piezas de joyería, tanto de oro como de plata.

 

Oro Rosa

El color rosáceo o cobrizo en joyería ha cogido en los últimos años una gran importancia. Sí es verdad, que como color unitario no es muy demandado, sobre todo porque es un color que se asemeja mucho al color de la piel, por lo que no es demasiado vistoso.

Cuando realmente coge vistosidad es en su unión con el oro blanco. Esta mezcla es muy vistosa y da un toque más juvenil a las piezas, ya que la mezcla del oro blanco con el amarillo, es más clásica y más vista.

 cobrizas

Un consejo: A la hora de elegir una pieza que lleve el color rosa os daréis cuenta de una cosa. Si podéis comparar una misma pieza con los colores invertidos (BL-RO-BL vs RO-BL-RO), veréis que cuando el oro rosa está en los laterales, la alianza parece más pequeña, porque lo que realmente resalta es el oro blanco. El oro rosa es más similar al color de la piel. Si el oro rosa está en en el centro y el blanco en los laterales, la pieza dará sensación de más grande.

De vosotros dependerá que os guste que destaque más o menos.

 

Plata

Que podemos decir de la plata. La plata en estos momentos es una solución para los bolsillos. Muchas de las piezas de oro se fabrican también en plata. Al llevar una terminación similar al oro blanco, su vistosidad es enorme.

Ventajas de comprar piezas de plata. La primera la económica. Una pieza en plata puede llegar a ser hasta un 80% más económica que en oro. Después si os gusta mucho el oro blanco, las piezas de plata no perderán su color blanco, ya que es su color original. Pero también deciros que es un material blando y que con el paso del tiempo, no tienen la durabilidad del oro.

plata

 

 

Platino

El platino es el metal más fuerte que hay. Su color original es el blanco. Nunca pierde su color. Es el metal por excelencia y el acompañante perfecto para los diamantes. Inalterable, fuerte y consistente, también es uno de los metales más caros. En estos últimos años el oro se ha puesto e incluso a veces ha superado al platino en precio, pero las piezas de platino siguen siendo más caras porque se utiliza mucho más platino puro para la realización de las piezas que oro puro, lo que hace que el oro, al tener que ser mezclado, baje de precio.

Sólo tiene un inconveniente. Si con el paso de los años alguna de las piezas tienes que agrandarla o hacerla más pequeña… no se podrá. Al ser un material tan duro, después no puede ser manipulado. En su caso, tendrás que entregar la pieza de tu posesión, que te sea valorada y comprar una nueva a la nueva medida.

 

platino

 

Diamantes

Uno de los mayores errores que se comete a diario a la hora de ir a comprar diamantes, es no saber la diferencia entre un brillante y un diamante.

Diamante es la piedra original. Esta piedra depende la forma de la talla que se le dé, puede ser talla brillante (redonda), talla princesa (cuadrada), talla baguette (rectangular), talla corazón, etc. Es decir, que un brillante es un diamante con una talla redonda.

A continuación os mostramos los tipos de talla de los diamantes.

 

 

diamantes

 

Los diamantes tienen predilección por las piezas de color blanco, ya que son las que más les hacen destacar y más vida les dan. Al igual que a los diamantes, les sucede lo mismo a las esmeraldas, rubís, zafiros, etc.

En el caso de que vayáis a elegir una pieza bicolor y queráis engastar una piedra, os aconsejo que se lo hagaís siempre en la zona donde vaya el metal blanco. Resaltará muchó más.

 

Piezas bicolores

En los últimos años se está llevando la tendencia de las piezas bicolores. Las piezas bicolores nos dan la posibilidad de que combinen con casi todo. Os pongo un ejemplo. Hay mucha gente que no le gusta el color dorado, le gusta más la plata. Si esa persona se compra una alianza de color amarillo y todos los complementos que llevan son blancos (plata, acero, etc.), esa pieza quedará descolocada.

Sin embargo, elige una pieza que sea bicolor, que lleva blanco, que es el color que le gusta y esté acompañado del amarillo o del rosa, la pieza cobrará mucho más protagonismo y no quedará descolocada en el entorno.

 

bicolores

 

Después de todo lo expuesto anteriormente, ya tendréis una idea de que tipo de alianzas elegir. También daros cuenta que los modelos más sencillos y clásicos, son los que más perduran en el tiempo. Que dentro de 10 ó 20 años veáis la alianza en vuestro dedo y no os canseis de verla... las cosas modernas, pasan antes de moda.

 

EXPOBODA.es

 

 

Expoboda.es no se hace responsable de las imágenes, textos y contenidos que las empresas anunciadas publican y exponen en el portal www.expoboda.es, siendo ellas las únicas responsables de dicho contenido.