Te recomendamos las siguientes empresas

Inicio » Blog » Elección del menú de Boda

Elección del menú de Boda

Publicado el 28 de Septiembre del 2014 | 2261 lecturas | menú, banquete, catering, restaurante, platos, alimentos, bufet, cóctel

A la hora de la elección del menú hay que tener varios aspectos en cuenta: El primero es el número de invitados, no es lo mismo una cocina de 60 que una de 250 personas. Otro muy importante es la época del año en la que se va a realizar. Y por último si el banquete va a ser comida o cena.

Hoy en día, las parejas están optando por sabores más diferentes en sus menús, ya sean sabores del mundo, platos tradicionales de su país o platos tradicionales de su zona. Con tantas opciones, elegir el menú para el banquete de boda es más complicado - y más emocionante - que nunca.

A continuación algunos consejos para la planificación del banquete más memorable de su vida.

 

 

Restaurante o Cáterin

Antes de decidir sobre un menú, tenéis que elegir el lugar donde se realizará el banquete. Intentar reservar lo antes posible el lugar que os guste, los mejores sitios para bodas se reservan con año y medio o dos años de antelación, sobre todo para la época de verano, que es cuando más celebraciones se realizan.

Hay lugares que tienen su propia cocina o acuerdos con empresas de catering que os presentarán un número de menús ya elaborados. Si no os gustan o se pasan de vuestro presupuesto, preguntar si se pueden modificar y adaptar el menú de vuestra boda a vuestro gusto y a vuestro bolsillo.

Si contrata una empresa de cáterin, desde el primer momento podréis ir elaborando el menú a vuestro gusto y presupuesto. Muchas empresas de cáterin no necesitan saber el menú final hasta tres o cuatro semanas antes del evento.

Es recomendable elegir el menú cuanto antes. Una vez elegido, pedir una prueba de él. Esto os dará una idea de cómo será el día de vuestra boda. Os aconsejo que llevéis a alguien de la familia o amigo cercano que os pueda dar también su idea y que le pareció el menú… esto os ayudará mucho.

 

Por dónde empezar

"Algunas de las mejores bodas que he hecho han comenzado con una lista de la pareja de lo que le gustaría comer y no comer el día de su boda", dice un afamado propietario de un catering en la ciudad de Nueva York. Comience por pensar en lo que le gustaría comer o que le gustó en alguna boda a la que asistió. Piense también acerca de los platos que tienen un significado especial. Su boda es una oportunidad para compartir algo íntimo con sus invitados. También recuerde que los gustos culinarios de sus invitados podrían no estar acordes con los vuestros. Si su familia y amigos tienen paladares conservadores, es posible que desee limitar los alimentos más exóticos en el bufet. También, si va a haber un montón de niños en su boda, es posible idear un menú especial para los niños, como la pasta o pizzas individuales. Libros de cocina, revistas, incluso menús de los restaurantes pueden proporcionar ideas adicionales. También el restaurante o catering también ofrecerá sugerencias, y vosotros tendréis que decidir si los platos propuestos os encajan en vuestra idea del menú.

 

Hágalo personal

Si os gusta la pasta, el marisco, el chocolate o cualquier otro alimento, personalizar vuestro menú. Muchas parejas se decantan por un sitio para realizar su banquete por haber probado antes alguno de sus platos o menús para bodas. Trabajar estrechamente con el encargado de la cocina o cáterin para diseñar vuestro menú. Esto lo hará único.

El cóctel es muy interesante. Vuestros invitados os pueden esperar a que lleguéis al restaurante con un tentempié antes de sentarse y a vosotros os da la posibilidad de poder ver y hablar rápidamente con todos vuestros invitados.

 

Otras consideraciones a tener encuenta

También es necesario tener en cuenta el lugar y la época del año. Un sitio que está diseñado para grandes eventos, como un salón de un hotel o un salón de banquetes, cuenta con las instalaciones y el personal para servir. Una boda celebrada en la playa, por otra parte, tiene sus limitaciones - pero es también una oportunidad para hacer algo único. La mayoría de las empresas de catering puede construir una cocina en cualquier lugar. Pero la comida que se prepara simplemente - gazpachos, pollo asado, ensaladas, pasta... - es más fácil servir en una boda en la playa y es, naturalmente, más apropiado para el verano.

Una pareja que decida casarse en una fría noche de diciembre podría optar por consomés y platos más contundentes, como cordero. Muchas empresas en estos días están cocinando con un mayor enfoque alimentos de temporada; un buen cocinero sabe lo que crece cuándo y dónde, y debe ser capaz de dirigir en la creación de un menú lo que mejor se adapte a la temporada en la que se realiza.

 

Tipos de Servicio

Servicio Clásico
Esta es la opción más común para las bodas, que ofrece el menú en platos individuales. Es una gran manera de servir la cocina clásica, por lo general hay menos variedad que con otros tipos de servicio. El costo, sin embargo, es generalmente más alto que el de una cena buffet o de estilo familiar. Un cocinero necesitará más personal en la cocina y muchos más camareros para servir los platos. Además, hay costos de alquiler a tener en cuenta; cada curso viene en un plato diferente y utiliza un utensilio diferente, que puede sumar.

Servicio francés
Esta es una versión más refinada de servicio clásico. La cena se sirve por platos, pero no se lleva a la mesa en platos individuales; en cambio, cada plato se distribuye en un gran plato o bandeja y se reparte directamente a cada invitado en la mesa. En la forma más tradicional de servicio francés, los invitados se sirvan de la fuente con pinzas o un tenedor y una cuchara, pero en la mayoría de las bodas, la comida la sirven los camareros. Este tipo de servicio no requiere de tanta ayuda en la cocina porque hay menos platos para realizar, pero tendrá casi tantos camareros.

Buffet
El buffet es una buena opción tanto para los invitados que coman poco, como para la gente que le gusté comer y variar. Puede incluir muchos platos diferentes y casi cualquier estilo de cocina. Los invitados pueden servirse a sí mismos (elegir alimentos calientes o fríos), o puede tener camareros que ofrezcan platos cortados al momento, como el jamón ibérico, cordero o preparados en el momento como tortillas o pasta.

A pesar de que requiere menos personal, el costo de un buffet a veces puede ser tan grande como el servicio clásico o el servicio francés. Se han de cocinar más y diferentes tipos de alimentos.

Estaciones
Para las parejas que no puede decidir en uno o dos tipos de cocina, las estaciones son una buena solución. Cada mesa buffet con un tipo particular de alimentos. Una buena recepción debe tener cuatro o cinco mesas. Cada uno puede ofrecer un gusto o estilo de la cocina: cocina andaluza, cocina gallega, cocina vasca, ibéricos y quesos….

Ahorrar dinero

En algunos lugares, aparte del precio del menú, tienen un precio de alquiler del espacio. Fijaros bien a la hora de contratarlo para que no os llevéis sorpresas.

Las copas de después, nuestro consejo es contratar por tickets. Es un gasto innecesario que paguéis copas por las personas mayores o abstemios. Pagar lo que consumáis, esto puede abaratar mucho el precio por persona.

Tampoco os volváis locos poniendo platos en el banquete. El comentario general de una boda es… “todo lo que ha sobrado”. La prueba que hagáis es muy importante para saber cómo quedaréis con vuestro menú, comentar entre vosotros y las personas que hayan asistido a la prueba los pros y contras y adaptalo a vuestro gusto. Si hay que añadir, modificar o quitar algo. Un plato menos por comensal es un gran ahorro.

 

El objetivo más importante de cualquier boda es expresar el gusto de la pareja. Diseñarlo y hacerlo a vuestro gusto. Será uno de los recuerdos más bonitos para toda vuestra vida.

Expoboda.es no se hace responsable de las imágenes, textos y contenidos que las empresas anunciadas publican y exponen en el portal www.expoboda.es, siendo ellas las únicas responsables de dicho contenido.